Prohibiciones generales para todos los tatuajes recién hechos:

-Usa ropa amplia, limpia y cómoda en el área tatuada, intentando siempre utilizar tejidos naturales en la zona de contacto directo con el tatuaje y evitando la lana y la franela.

-No emplees ningún producto para la curación del tatuaje, exceptuando los que te ha recomendado el tatuador profesional. Especialmente dañinos para la curación son el alcohol, agua oxigenada…

-Queda totalmente prohibido el uso de maquillajes y demás productos de belleza en la zona tatuada durante el proceso de cicatrización.

-Dúchate en lugar de tomar baños de inmersión y no te metas en piscinas, mares, lagos, jacuzzis… mientras tu tatuaje no haya cicatrizado.

-Intenta no dormir sobre la zona tatuada y que ésta no sufra ningún tipo de agresión, como roces.

-No consumas alcohol, estupefacientes, ni fármacos vasodilatadores o anticoagulantes en los 7 días posteriores a la realización del tatuaje.

-No expongas el  tatuaje al sol hasta 15-20 días después de haberlo realizado y siempre con protección solar especial para pieles tatuadas.

-En caso de que durante el proceso de curación aparezcan postillas habrá que dejarlas caer por sí solas, no deben arrancarse nunca y nunca debe rascarse la zona tatuada.

-Evitar  los vestuarios públicos durante los 5 días siguientes a la realización del tatuaje, al igual que el contacto con animales peludos.

-Orales y Genitales: No debes mantener contacto oral-sexual durante el período de la cicatrización.

 

Cuidados específicos para tu tatuaje:

-Durante los cuatro primeros días tras la realización del tatuaje habrá que cambiar el vendaje cada 4 horas. Para ello lo primero que tenemos que hacer es retirar el vendaje anterior y dejar que la linfa (“babilla”) que encontremos en la zona se seque, ya que es una abundante fuente de proteínas. Una vez realizado esto procederemos al lavado del tatuaje con agua y jabón neutro o de glicerina y a su posterior aclarado. Secaremos con papel de cocina (nunca papel de wc, ni servilletas, ni pañuelos) la zona, siempre a toquecitos, nunca arrastrando para no dañar la capa de piel que se está formando y dejaremos 10 minutos al aire para asegurarnos que todo rastro de humedad desaparece. Por último aplicaremos en círculos y con una ligera presión la crema recomendada por el tatuador y cubriremos de nuevo con plástico.

-Durante los cuatro días siguiente realizamos exactamente el mismo proceso pero sin poner el plástico. En estos días es muy importante los tejidos que pongamos en contacto directo con el tatuaje, ya que no pueden soltar fibras que puedan adherirse al tatuaje que aún está en proceso de curación

-Es muy recomendable que tras pasar los 8 días de curas apliquemos una vez al día crema hidratante sobre nuestro tatuaje para que la tinta y la piel se mantenga en las mejores condiciones posibles con el paso del tiempo.

-El precio del tatuaje incluye un retoque en los 60 días posteriores a su realización.